La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Posts Tagged ‘cuba

I don´t belong to English

with 12 comments

IMG_2421

Cuando leo mis historias en la clase de Fiction Writting nunca lloro. No sé por qué la gente espera que uno llore cuando lee algo demasiado personal. Pero el punto es que yo nunca lloro. Este lunes pasó lo mismo. Incluso recibí un mensaje preguntando si todo estaba bien conmigo. Nos pidieron una historia que nos hubiera ocurrido entre los cuatro y los nueve años, narrada desde la perspectiva de un niño. Yo garabateé varias ideas en la libreta. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

octubre 9, 2014 at 9:36 pm

Publicado en Desde Cambridge

Tagged with ,

Nobody in, Nobody out

with 3 comments

nieman-foundation

Yo no fui a la escuela de Eduardo Heras León porque no podía escribir ficción. Pedían tres cuentos y yo no sabía escribir cuentos. Pero yo quería con toda mi alma ir a las clases de Eduardo Heras los sábados. Un día, Rafa me dijo que podía convertir cualquiera de mis posts en una historia de ficción, que me dejara llevar, que me olvidara de mí, que no fuera tan racional. Yo no le creí.

Cuando llegué a Nieman Foundation for Journalism at Harvard tenía tres opciones: fiction writing, non-fiction writing o huir. Uno siempre puede huir. Solo que a veces lo perdemos de vista. Pero huir no es una opción, porque los miedos se van contigo a todos lados. Y no vale la pena huir cuando uno no puede escapar de sus propios temores. Non-fiction writing entonces, pensé. De los males el menor. Pero me asustó tanto el tono del profesor que cambié mi planilla y garabatee la única opción posible: Fiction writing. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

septiembre 30, 2014 at 9:16 am

Publicado en Desde Cambridge

Tagged with , ,

Domingos

with 4 comments

comida

Los domingos no había mucho que hacer en Campo Florido. Los domingos de los años ’90 eran especiales. No teníamos mucha ropa. No teníamos muchos zapatos. Para ser exactos teníamos unos zapatos de salir, unos para la escuela y las chancletas. No teníamos televisor en casa. El domingo en Campo Florido, durante los años ’90, era el día más lindo de todos. Nos reuníamos cinco primas que no entendían qué rayos era el período especial a ver Matinee Infantil en casa de mi abuela. Mi abuela, después de trabajar cuarenta años en una vaquería, se ganó el primer televisor a color del barrio. El domingo mi mamá me hacía pollo. Tardé un tiempo en entender que para que hubiera cuatro pollos para mí al mes mi mamá comía huevos en silencio. Y yo tenía mi pollo y mis muñequitos a color y era feliz… Hoy hay pollo y hay muñequitos a color… Dónde estarás tú, tati?

Written by Elaine Díaz

septiembre 29, 2014 at 9:03 pm

Publicado en Desde Cambridge

Tagged with ,

Un acto de fe

with 52 comments

Hace once años creía que mi 92.5 de nota en la prueba de ingreso de español acabaría con mis deseos de ser periodista. En segunda opción me quedaba Derecho y mis calificaciones no eran tan malas como para pasar directo a la quinta: Sociología. Por eso me fui sola a Alamar. Recuerdo la guagua desde mi casa hasta Guanabo y luego la 400 hasta la segunda parada de Alamar. Recuerdo también al hombre que me dijo que tenía que caminar unas cuantas cuadras para llegar al Municipio de Educación. Recuerdo llegar y ver a un manojo de muchachos que no tuvieron la suerte de obtener ninguna carrera y yo con mi ridículo 97 de promedio sufriendo porque quizás, solo quizás, había perdido mi primera opción.

Aquellos que se iban desesperados en tiempos donde la segunda convocatoria era una utopía se abrazaban a sus padres; yo no tenía a nadie a quien apretarle la mano mientras me acercaba, temblorosa, a la pizarra. Allí, en algún lugar escondido, estaba mi carnet de identidad. Debí seguir la línea desde mi último apellido hasta el inicio de la carrera durante varios minutos hasta que vi la palabra Periodismo y me di cuenta de que todos los que estaban a mi alrededor eran extraños. Ninguno de ellos podría entender la absoluta felicidad que estaba sintiendo. No llegué al periodismo desviada de la escuela de Filología, o de Sociología o de cualquier otra rama afín. Yo quería ser periodista. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

abril 29, 2014 at 11:08 am

Publicado en Periodismo

Tagged with , ,

ETECSA, no hay tarde que no me enojes…

with 64 comments

Como si en lugar de un cable de fibra óptica tuviéramos un hilo de coser que viene desde Venezuela, atado en la boca de una jicotea marina; nos acabamos de enterar que ETECSA, unilateralmente – o en relaciones bilaterales no públicas y cerradas al criterio ciudadano – decidió aumentar los precios de la telefonía en el sector no residencial. No obstante, esta no es la única novedad. Ajena y sorda al proceso de “saneamiento de la economía cubana” o en una concepción aberrantemente neoliberal de la recuperación económica, ETECSA ha decidido cobrar en CUC el acceso a Internet desde algunas instituciones estatales. En los próximos meses, los organismos de la administración central del Estado y las organizaciones de masas pagarán las cuentas de Internet actuales que poseen – nadie piense que se incrementarán – en la moneda llamada a desaparecer.

Dice un periodista en su muro de Facebook que sobre el cable ya no se puede hablar con seriedad. Hay pocas cosas sobre las que se podría hablar con seriedad últimamente. De ETECSA, el cable, los salarios, las salas de videojuegos, la ropa de Ecuador y los cines 3D; de ningún modo. Quizás de las congas en los estadios de beisbol se pueda decir algo profundo; aunque ahora mismo no me nace.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

noviembre 28, 2013 at 9:39 pm

Publicado en Comentario

Tagged with , , , ,

Tirarse

with 5 comments

Son las once y media de la noche y ellos no van a dejar que me duerma. Aunque me importe poco si terminan finalmente tirándose o no. Lo de ellos es jugar dominó y pararse frente al cartel de Industriales campeón de la esquina a hablar siempre de lo mismo. Dicen que para tirarse hay que saber nadar, porque, ya sabes, “si coges a Jorgito y lo metes en la playita de 26 o en una piscina se ahoga”. Pero al que grita más alto no le late aquello de una lancha, “ni aunque sea una cigarreta, lo mío es el avión, que es, compañeros, el medio de transporte más seguro”.

Ellos no se van a callar. Están dando una conferencia del emigrante desesperado para todo el CDR, aunque no haya sido formalmente establecido el horario. “Pero, caballero, hay que estar aquí… El que sabe nadar, sabe nadar”. Y alguien le grita que no joda, que el mar de noche es del carajo y que “uno se muere así de fácil, ¿oíste?” Chasquea los dedos. Y luego pasan al cansancio. El cansancio de las brazadas. “Porque por muy cansado que tú estés, si ves el Yuma a una cuadra, empiezas a nadar que aquello no tiene nombre”.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

noviembre 27, 2013 at 11:21 am

Publicado en Comentario

Tagged with , ,

Lástima y enojo

with 41 comments

Para los conectados, el resto del mundo tiene Internet. O busca la manera de tenerlo. O, simplemente, no les interesa acceder a la red, con lo cual pueden dejar de preocuparse por ellos. Para los desconectados, como mi madre maestra, mi abuelo campesino, mi tía bibliotecaria, mis primos estudiantes de tecnológicos y preuniversitarios, Internet es un elemento prescindible en sus vidas. “Es como otra pantalla de televisión”, me decía mi madre cuando accedió por primera vez. “Tremendo aburrimiento”, confirmaba mi primo después de ver únicamente Facebook.

Para aquellos que están justo en el medio, entre el haber tenido y el no tener, la situación es más dramática. La comprensión absoluta de lo que desaprendes cada día teje una suerte de autocompasión dañina que se transforma en lástima y enojo. Lástima de ti misma, ante la imposibilidad de dominar el 90 por ciento de las herramientas gratuitas que hay en la red para hacer un mejor periodismo, o navegar diarios online de todo el mundo para detectar a tiempo las tendencias, los cambios. Lástima de tu acceso a jarabes de 300 MB mensuales donde la elección de una página u otra, de la descarga de un documento u otro es dramática, tormentosa, agobiante. Y enojo ante la pasividad, la ignorancia, la incomprensión y la lentitud de los cambios en torno a este tema, la falta de información sobre la ruta trazada, las inversiones por venir, la disminución de los injustísimos precios. Enojo ante la ausencia de una luz al final de este túnel infinito.

Hace varios días, en una conferencia sobre participación social e Internet en Cuba, alguien sugería atinadamente que la preparación de los sujetos y la formación de habilidades y competencias para un uso consciente y sustantivo de las TIC era más importante que los dispositivos y la red misma. Y yo coincidía. En un noventa y nueva por ciento. El uno por ciento de sospecha lo dejaba para el momento en que tienes a un profesional gratuitamente formado, profunda y absolutamente crítico, consciente y empoderado, desaprovechado ante el infranqueable muro que supone no tener acceso. Dejaba el uno por ciento de la sospecha, egoístamente, para mí.

Written by Elaine Díaz

noviembre 12, 2013 at 11:37 am

Publicado en Dudas

Tagged with ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 340 seguidores