La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Menos regaños, más periodismo

with 25 comments

Rolando Alfonso, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba invitó durante la discusión del informe presentado por el bloque ramal de la UPEC de la prensa escrita a marcar “normas” porque, de acuerdo con el funcionario, “uno de nuestros principales problemas es que hemos estado desarrollando proyectos y prácticamente no ha habido normativas”. Esta invitación a las normas se enuncia en un contexto particularmente complejo donde nuevamente se alude explícitamente a los “colegas [que participan] en colaboraciones periodísticas con sitios y prensa internacional financiada desde el exterior”.

Varios años después de la apertura de oficinas en La Habana por parte de medios internacionales con un perfil muy enfocado en la realidad socio-política, cultural y económica cubana como OnCuba, Progreso Semanal, entre otros, resulta alarmante que el debate siga estancado en el momento-diagnóstico, o sea, en la crítica hacia los profesionales que realizan periodismo para y desde estos espacios.

Durante años, el Centro de Prensa Internacional (CPI) mantuvo el monopolio de los profesionales que podían escribir para medios extranjeros desde Cuba, reservándose el derecho de aceptar para su acreditación a periodistas cubanos y extranjeros de acuerdo con criterios subjetivos y poco transparentes, y reservándose también el derecho de retirarles su acreditación y expulsarlos del país cuando lo publicado cruzaba la línea nunca clara de lo permitido o tolerado, o de hacer del acceso a fuentes básicas una pesadilla.

Como suele suceder en Cuba cuando la imaginación desborda la norma, y cuando la oferta estatal no responde a las demandas de la ciudadanía, en este caso, cuando no responde al derecho básico de acceso a una información profunda, crítica, poco complaciente, no triunfalista, que ayude a tomar decisiones informadas, y a mantener la vigilancia sobre la responsabilidad pública de estructuras, organizaciones, instituciones y del Partido; aparecieron opciones caseras promovidas o que involucraron a ciudadanos residentes en otros países.

El paquete semanal es la respuesta al divorcio entre la oferta informativa oficial y las necesidades de la ciudadanía. Las redes y los cables que conectan hoy varias ciudades son la respuesta a la falta de acceso a Internet en los hogares cubanos. Revolico es la respuesta al desabastecimiento en los mercados estatales. La emigración de jóvenes profesionales es la respuesta a la falta de opciones para tener una vida con las necesidades materiales básicas cubiertas en Cuba. Y podría seguir enumerando ejemplos hasta el infinito.

A OnCuba, Progreso Semanal y Cuba Contemporánea, entre otros, se les podrá criticar con dureza en el futuro por muchas razones. Como se critica duramente en la actualidad a los medios de prensa estatales o a la prensa extranjera acreditada en la isla. Pero habrá que reconocerles la apertura de un nuevo camino, un camino intermedio que apostó por incluir a profesionales cubanos, sobre todo jóvenes, entre las voces que escribían para lo que se reconoce legalmente como “prensa extranjera”.

La calidad de sus contenidos y la seriedad de sus colaboradores – que en muchos casos crecieron profesionalmente con estas publicaciones – puso en jaque el hasta entonces monopolio de los profesionales que tenía el Centro de Prensa Internacional (CPI). A golpe de buen tino e ingenio desafiaron también la desconfianza y el poco acceso a fuentes de información oficial. Y fueron remunerados por ello. Atrás quedó la época de las credenciales retiradas y de los profesionales expulsados del país. No es posible quitar una credencial a quien nunca la ha tenido, ni expulsar al ciudadano nacido en esta tierra.

El asunto monetario provoca delirios en varias de estas críticas. No se debe sentir vergüenza de recibir una retribución monetaria acorde con el trabajo realizado y la realidad socioeconómica de un país, cuando esta proviene de fuentes clara y públicamente identificadas. El tema del salario en los medios de prensa estatales no puede quedar solamente en los informes en blanco y negro que relee Alfonso Borges en cada uno de estos encuentros. En este punto, seguimos estancados en la etapa diagnóstico. En los Congresos de la UPEC se repite una y otra vez este problema sin que haya aparecido hasta la fecha – al menos públicamente – un mapa de ruta claro sobre su posible solución. Queda entonces, todo el debate, condenado al marco de la queja.

Los medios extranjeros donde participan los profesionales cubanos que, según Borges, “se desdoblan” han encontrado oportunidades económicas que permiten retribuir monetariamente el trabajo realizado, ya sea mediante el uso de la publicidad u otras variantes. Varias instituciones estatales también reciben financiamiento de entidades internacionales, sin que esto llame la atención o genere alarmas. El Centro Nacional de Educación Sexual, la Universidad de La Habana o el mismísimo Ministerio de Agricultura, por citar tres ejemplos.

El periodismo estatal cubano se encuentra en una encrucijada. Una encrucijada que es menos dramática porque los profesionales aún obtienen determinadas prebendas no monetarias de los medios. Una cuenta a Internet desde casa, el acceso a un celular con saldo, un carro del trabajo, un viaje al extranjero, entre otros, constituyen – en muchos casos – la única atadura a los medios. ¿Qué pasará con estos cuando los cubanos puedan contratar el acceso a Internet libremente en sus casas, cuando tener un carro sea una posibilidad real, cuando se naturalice el hecho de viajar al extranjero y el avión deje de ser el fin y recupere su función de medio?

La reforma migratoria y la aparición de estos medios que hoy son tolerados y vilipendiados en el discurso gubernamental ampliaron la brecha que ya habían abierto los blogueros con varios años de antelación, la dotaron de profesionalidad y cohesión, de estructuras y sentidos editoriales, de procesos productivos sostenibles. Pero su mayor atrevimiento fue haberse convertido en espejo. Un espejo que devolvía una imagen nada agradable que algunos todavía se niegan a reconocer. Un espejo que nos obliga a enfrentar urgentes debates sobre la estructura de propiedad de los medios de comunicación en Cuba, que desafía la ley de asociación de 1985, y que pone en jaque la política de comunicación que actualmente se está elaborando.

Written by Elaine Díaz

mayo 18, 2015 a 10:55 am

Publicado en Desde Cambridge

25 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy acertado el comentario.

    mARCOS n. sUAREZ

    mayo 18, 2015 at 11:17 am

  2. Debo reconocer que eres periodista que sabe “describir”, con claridad y casi exactitud, las estructuras complejas de causa/efecto que sustentan “los enfrentamientos” -desgraciadamente todavía reducidos solo a lo ideológicos aún-, que se suscitan en los “medios” cubanos tradicionales. Este articulo -pensé-, trasmite “salud interpretativa”, si se le coloca en un escenario razonable de los que ofrecen noticias sobre La Isla con el propósito de “mejorarla”. Y por tanto imagino posible su publicación en sitios como “Cubaencuentro” o “Diario de Cuba” -¡y hasta en el “14 y medio” de la controvertida Yoani Sanchez!-, así como en otros sitios que intentan promover el conocimiento de una Cuba que aún no existe pero que puja en estos momentos por nacer. Y si entendemos con voluntad constructiva tal metáfora de parto, lo lógico y humano es, como mínimo, desear que “la criatura” nazca sana y sin morbosidades en su ADN político/económico/religiosos. A pesar de lo dicho, sigo pensando de ti lo mismo: eres, además de periodista profesional y honesta, excelente narradora. El tiempo me dirá cuál de esas dos tendencias se impondrá en ti en ese futuro del cual todavía sabemos demasiado poco.

    Lázaro Buría

    mayo 18, 2015 at 11:33 am

  3. Decidí comentar de nuevo. Mientras que sigo pensando que tu artículo es acertado, creo igualmente que tiene una falla garrafal. Parece partir de la premisa de que es posible dentro del sistema imperante en Cuba hacer cambios hacia un periodismo honesto. Y ahí esta el error. Una ojeada a la historia demuestra que en sistemas como el cubano, desde la desaparecida URSS hasta la China continental, la razón del periodismo es ser un instrumento para afianzar en el poder de el grupo que lo sustentan. No es para cambiar. Desde el momento en que se permita una discusión franca, el sistema comienza a desmoronarse. Quizás los mejores ejemplos actuales son China y Vietnam. Ambos países han adoptado una línea económica capitalista a pesar de los eufemismos usados para describirlos por los que están en la cúpula gobernante. Al ser posible el establecimiento de un intercambio honesto, sin censuras de las diferentes opiniones que puedan sustentar desde el barrendero hasta el intelectual, el sistema deja de ser.

    mARCOS n. sUAREZ

    mayo 18, 2015 at 11:44 am

  4. Muy de acuerdo con el comentario anterior y agrego que,en un país donde la Contitución está encabezada por ..”Cuba es un Estado Socialista de obreros y campesinos…”..es casi infantil tomarse en serio la labór del periodismo y mucho menos esperar nada de el.Además de los ejémplos expuestos por Marcos n Suarez,hago memoria y caigo en Checoslovaquia 1968.Un saludo profe.

    reinaldo

    mayo 18, 2015 at 1:20 pm

  5. me pregunto: si yo como ingeniero, biólogo o médico, puedo tener las mismas preocupaciones, inquietudes y cuestionar cosas con las que no estoy de acuerdo desde la web como cualquier periodista…..yo puedo publicarlo fuera de las supuestas normas de una organización a la que no pertenezco-UPEC- mientos que cualquier periodista no….eso es correcto? se llega a algún sitio anulando y llenando ¨de normativas¨ a los que supuestamente están preparados para informar y orientar a la sociedad?…si alguien puede que me explique….

    Rigel

    mayo 18, 2015 at 2:41 pm

  6. Señores de qué estamos hablando, si todas las organizaciones de comunicación, trasnacioales o no, tienen normado lo que pueden hacer sus periodistas en las redes sociales,los blog, etc, etc

    Roberto

    mayo 18, 2015 at 6:31 pm

  7. Yo creo que todo esto es como el”cuento de la buena pipa” este cuento los cubanos lo conocemos bien. El periodismo sin censura es incompatible con el regimen que gobierna a Cuba. No existe periodismo de investigacion ni opinion ni derecho de respuesta es una prensa que no trasciende mas que criticar y desmerecer a los trabajadores y al pueblo acusando a todos de ladrones, vagos indolentes mientras los dirigentes se esfuerzanen sacar adelante el pais. En una entrevista al portal Nodal.com el Sr Ignacio Ramonet tuvo la desfachatez de llamar a Yoani Sanchez delincuente, asi los talibanes del totalitarismo ven al periodismo independiente. La alternativa a un “periodismo oficial” es acceso a internet y eso en Cuba es una quimera

    nina

    mayo 18, 2015 at 8:31 pm

  8. […] Siro: Hay gente preocupada, gente del ramo, .. mientras venía por el camino me venía leyendo un trabajo que escribió Elaine Diaz… […]

  9. Qué barbaridad!!!! desgraciadamente se nota que el imperialismo tiene penetrada a una parte de la prensa cubana. Ya hay algunos que quieren cambiar hasta la constitución. Nina, ciertamente Ramonet se equivocó, Yoany Sánchez no es una delincuente, es una mercenaria. Con Elaine coincido en casi nada, digo más, si mañana dirigiera los destinos de nuestro país, pasado mañana amaneceríamos inmersos en el más cruel capitalismo. Si esa es su aspiración creo que va por el camino correcto. Un saludo a todos.

    Jorge Carlos García García

    mayo 19, 2015 at 12:41 pm

    • La regulación sobre las comunicaciones se está trabajando desde el gobierno cubano. La Ley de Asociaciones también se está discutiendo en ese contexto. Y la Constitución tiene que ser cambiada porque no incorpora las formas de propiedad actualmente existentes ni la limitación de mandatos propuesta por Raúl Castro. No soy yo la que quiere cambiar la Constitución, es el Presidente… pero seguro todo esto lo sabías porque sale en el Noticiero Nacional de Televisión, pero es más divertido venir a difamar a una persona sin usar el más mínimo argumento.

      Elaine Díaz

      mayo 19, 2015 at 1:23 pm

      • De difamadores estamos rodeados, sobre todo de los que difaman a la revolución. Es que tenemos muchos criticones que se creen que tienen la verdad absoluta en la mano y hablan sin profundizar en las causas reales de los problemas, de los cuales tenemos bastante, pero ninguno ayuda a la solución. Tal parece que es conveniencia que se mantuvieran los problemas para seguir viviendo de la crítica.

        Jorge Carlos García García

        mayo 19, 2015 at 1:38 pm

      • Tienes razón cuando dices que “no se puede pedir peras al olmo”, pero en este comentario tuyo pareces cometer el absurdo inverso “pedirle al peral que se sienta como el olmo”. Es casi imposible mantenerse coherente en medio del oleaje ideológico que alcanza las costas cubanas -son “costas” demasiado caras-.

        Lázaro Buría

        mayo 19, 2015 at 2:51 pm

  10. Muy buen artículo. Ha sido un placer leerlo.
    Gracias

    Lazaro JORDANA

    mayo 20, 2015 at 1:02 am

  11. Dice Rolando Alfonso, que hay que marcar “normas” porque “uno de nuestros principales problemas es que hemos estado desarrollando proyectos y prácticamente no ha habido normativas” y se alude explícitamente a los “colegas [que participan] en colaboraciones periodísticas con sitios y prensa internacional financiada desde el exterior”.
    Se está desarrollando la actualización del modelo cubano. Esto es un proceso que no se puede coartar con normas restrictivas, es un proceso dinámico y creativo que requiere audacia, cambio de mentalidad y originalidad, no normas abortivas. Es necesario que surjan las contradicciones y se aireen y de ellas surgirán soluciones nuevas, no por imposición, sino por acuerdo. Para ello hay que promover el debate serio. Hasta que no se discutan honesta y respetuosamente los diversos pensares, consensuándose las soluciones, sin miedos, sin paranoias, sin sospechas, sin ignorancia, sin parametramientos, no se podrá normar adecuadamente. La norma surgida de la ignorancia, el miedo, el afan de prohibir, de parametrar, es contraproducente al desarrollo de la sociedad. Nuestro periodismo está enfermo gravemente y no es culpa del imperialismo, es culpa de quienes lo dirigen. Mediocridad, tardanza, falta de objetividad, orientacionismo, acomodamiento, son aspectos que se le vienen criticando por años y son los aspectos que se deberían estar debatiendo con fuerza. La sociedad cubana en general tiene problemas más profundos que los materiales y la mala prensa, que es la mayoría y a la única que tiene acceso la inmensa mayoría de la población, es una de sus máximas responsable
    Lo que está claro es que el periodismo y sus estructuras tal y como están concebidas necesitan y urgentemente cambios estructurales y filosóficos.

    cubana

    mayo 20, 2015 at 7:35 pm

  12. […] Siro: Hay gente preocupada, gente del ramo, .. mientras venía por el camino me venía leyendo un trabajo que escribió Elaine Diaz… […]

  13. Muchas normas y lineamient.os y cuanta palabeja se les ocurre para llegar al final, aqui no ha pasado nada y el cuartico esta igualito. Aun asi la felicito claudicar es lo mas facil. Que le vaya bien

    masabi

    mayo 21, 2015 at 3:37 pm

  14. […] Tomado de: La polémica digital. […]

  15. […] realiza estudios en Estados Unidos ha publicado recientemente duras críticas al sistema cubano, incluso a Alfonso Borges, tenebroso comisario político a cargo de regular la proyección ideológica de la propaganda […]

    • Lo leí es repugnante ese tipo, acusa a una de las mejores periodistas jovenes que tiene Cuba en estos momentos la envidia y la mediocridad andan de la mano del diablo!

      Eva

      mayo 26, 2015 at 3:46 pm

  16. El paquete semanal es la respuesta al divorcio entre la oferta informativa oficial y las necesidades de la ciudadanía. Las redes y los cables que conectan hoy varias ciudades son la respuesta a la falta de acceso a Internet en los hogares cubanos. Revolico es la respuesta al desabastecimiento en los mercados estatales. La emigración de jóvenes profesionales es la respuesta a la falta de opciones para tener una vida con las necesidades materiales básicas cubiertas en Cuba. Y podría seguir enumerando ejemplos hasta el infinito.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Bueno segun el gobierno tienes, educacion , cuidado medico y la alimentacion subsidiada , y para ellos es mas que suficiente, para poseer el monopolio total de las comunicaciones, la economia y la politica, ser dueño absoluto de todo para repartir migajas, ha sido siempre un buen negocio, desde la época de los Faraones.

    Excelente articulo por cierto, te recomiendo que veas la serie de 8 episodios The Men Who Built America para que veas que es lo que hace un monopolio, el porque el gobierno de EEUU desmantelo los monopolios, y que fue a lo que dio paso después, buena serie muy informativa.

    Dantes

    mayo 25, 2015 at 6:50 pm

  17. No hay muchos Shakespeare por ahí. Ni tampoco muchos Chejov. El mundo está sorprendentemente falto de destacados literatos o puede que los haya en grandes cantidades pero ya no ponen la pluma sobre el papel.

    Cito de Luis Bonilla-Molina ¡En la era de la revolución científica tecnológica, el terror es en gran medida comunicacional. No en vano señalamos que la primera invasión en curso no es la militar sino la cultural!

    ¿Qué sería de una revolución dónde no exista espacio para la crítica? ¿O en la que sea necesario hablar en abstracto para evadir fenómenos complicados como la censura? he conversado con excelentes periodistas que me han afirmado que por decir y escribir determinadas realidades les bajan las bandas de internet y hasta las horas??? ¿Alguien cree que dirigir la ideología significa controlarla o contenerla? también han quitado el derecho a internet a periodistas brillantes, Sin embargo no son muchos por suerte pero los hay graduados de hace solo 3 años que publican tonteras y ni saben todavía escribir bien,
    Alguien me comentó una vez que en la escala de aquellos que producen cambios en las sociedades ….los últimos eran los periodistas …. filósofos y artistas en 1er lugar … profesionales y científicos …. + atrás los políticos …. entre otros ….. que no se interprete como que el periodismo es inútil y mediocre, por favor !! Pero me hace sentido. Hoy creo que es lamentable como el periodismo se ha convertido en el instrumento del poder para la dominación de las grandes mayorías ….con pequeños tintes que prueban o comprueban la “libertad de expresión”

    Toda información implica un recorte de la realidad. Quien informa, decide cuales son los elementos, o variables, que va a tomar en cuenta, y cuales quedarán afuera. Es una necesidad objetiva. Para informar del choque de dos autos, no se puede incorporar información acerca del nº de carrocería, motor, si tenían aire acondicionado, o no , etc., porque no sólo es irrelevante, sino que termina confundiendo acerca de los motivos del choque, el lugar donde ocurrió, los protagonistas, y las consecuencias.

    Les recomiendo ver este video
    El hijo de Internet

    Impresionante el documental ” El hijo de internet” te estremece las entrañas, y a la vez das gracias por ver personas como él…. Cómo hubiese sido si alguien como él hubiera tenido la libertad de haber realizado todos sus sueños hasta una edad más adulta..?… Cómo hubiese sido…..?..Impresionante su gran capacidad y creatividad al servicio de mejorar las cosas…..Eso fue como un lanza llamas que derritió muchas cosas…Se agradece mucho su enfoque, porque es como si tuvieras a la mano un verdadero filtro en estos tiempos que corren

    Por último es aburrido lo del tema de ausencia de facilidades de internet para todos sinceramente lo pienso por las ventajas de todo tipo que contiene, La información es del pueblo y para el pueblo y debe salir del pueblo. Pero de un pueblo incorruptible, de un pueblo “loable”, de un pueblo verdaderamente libre de poderes políticos y ni que decir, de poderes económicos. Pero por sobre todas las cosas, de un pueblo que no necesita entregar su soberanía a ningún enfermo imperialista, ni por sometimiento, ni por dinero.

    Eva

    mayo 26, 2015 at 3:02 am

    • El derecho a la informacion no tiene peros.

      Mercedes

      junio 4, 2015 at 2:58 pm

  18. Bueno pues me cancelan la entrada se cae la conexión,😦

    Eva

    mayo 26, 2015 at 3:23 pm


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: