La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Nombres raros

with 4 comments

Nieman Foundation for Journalism en la Universidad de Harvard acaba de anunciar su próxima clase, la número 77. Ya lloramos, gritamos, pataleamos, acampamos en el jardín de Lippmann House, pero ciertamente la campaña “There are no future Niemans” no funcionó y nos estamos adaptando a esa frase de consuelo aparente que es “There are no former Niemans”. Los nombres en la lista de la nueva clase me recordaron la primera vez que leí los de mis hoy cómplices y amigos, y sonaban raros, y lejanos.

En aquel entonces, no sabía que Melissa Bailey me llevaría a la playa en medio del invierno porque yo necesitaba ver el mar, ni que Gabe sería conocido como “Mean Gabe” o “Gabe El terrible” y que me diría en medio de un BBQ que dejara de poner en mi libreta “I heart Raul” y que yo me desternillaría de la risa, porque aquello era muy ocurrente. No sabía que Henry me ayudaría a hacer las compras y me hablaría en español aportugesado las primeras semanas para que yo entendiera, o que me dejaría ganar en Cards Against Humanity, que es un juego para personas políticamente incorrectas. Menos idea tenía de que Kitty había sido la niña que jugaba en el jardín de la Casa Blanca mientras su padre era secretario de prensa de cierto ex-vicepresidente. Y que terminaríamos cenando pollo frío una noche y hablando de regalarle a Periodismo de Barrio la oportunidad de una entrevista en Morning Edition de NPR que llegara a 17 millones de radiooyentes, porque Kitty, como dice en Twitter, escribe las palabras que te despiertan en la mañana.

No tenía ni idea de que terminaría sosteniendo las puertas para que Farnaz entrara o saliera de los lugares, porque luego de tres guerras, su brazo estaba adolorido ya para siempre. Cómo iba a imaginarme que Jason, antes de trabajar en el Chicago Tribune, había estado en Miami el suficiente tiempo como para decirme que debíamos salir a buscar comida cubana, cuando yo creía que me ahogaba de la nostalgia. O que Maggie se iba a traer a Althea, esa bebé que gateaba y se nos va caminando después de diez meses.

Otra de las sorpresas fue Celeste, tan freelance de corazón y tan libre de espíritu. La misma Celeste que con Miguel, nuestro entrañable chileno y cubano de alma, formaría parte del más importante de todos los grupos… OMB… Porque Celeste y Miguel siempre tenían tiempo para pensar el futuro del periodismo, y de paso, para one more beer. Qué decirles de Denisse, con sus cinco niños a cuesta, con sus excelentes evaluaciones en clase, la única que estudió en un community college, la misma que nos hizo llorar a todos en su Sounding y que nos recordó cómo se hacía periodismo de verdad sobre educación. O Ann Marimow y Jiequi, que me enseñaron el ABC del legal reporting, y me hicieron cuestionarme por qué demonios no cubrimos los juicios en Cuba si muchos de estos son abiertos. Porque los juicios, a veces, son el termómetro de por dónde va una sociedad.

Y está también Alicia, que estudió en Puerto Rico, que tiene la sonrisa más linda de toda la clase, que me trajo pastelitos de guayaba y queso desde New York en medio del invierno y me salvó para siempre. O Dawn, con su hija Hannah, mi primera cómplice en Nieman, la jovencita de 17 años que quería leer español y a la que le regalé un Borges que nunca olvidó. Pero nada se compara con Abeer, que se trajo a su perro Jiji desde Egipto, porque Jiji se pronuncia como YiYi, y es el diminutivo de Che Guevara, y Abeer ama al Che.

Pocas palabras y muchas gratitudes tengo para Wahyu, que me contó de la transición en Indonesia, y de lo my dolorosa que fue. Porque los entusiastas de las transiciones nunca piensan en cómo estas van a joder al prójimo. Y de eso sabe Vladimir, que no les perdona a los americanos los bombardeos en Serbia, y junto con su esposa Dragana se han encargado recordarlo cada uno de los días.

Una de las mejores noticias de todas es David mismo, que llegó reportero y se marcha director de El Mundo, y nos pide que le ayudemos a tener cada día los pies en la tierra, junto con Carmen, su esposa, nuestra abanderada en Harvard Business School. Hay que tener coraje para cruzar el río. Y Carmen lo hizo, como lo hizo también nuestra Johanna, de Sudáfrica, la Biblia del management en las organizaciones periodísticas.

Seung Ryun fue el nombre más difícil de aprender. Pero lo logramos, especialmente aquella noche en que, vino mediante, nos leyó las manos a todos, porque el periodismo es cosa seria y hay que estar preparados para el futuro. Aunque no recuerdo qué dijo de Laurie Penny, porque de Laurie no hay que adivinar mucho, después de cinco libros publicados y cientos de columnas, nuestra pequeña de la clase, que con solo 27 años llegó a Lippmann House a provocarnos con sus reflexiones sobre el feminismo.

Pero el mayor regalo de todos ha sido Mona. Mona, la bebé de Nabil y Audrey concebida durante el curso y que hace apenas unos días nació. Mona es el final perfecto de un año intenso. Es la señal también de que nada puede estar mal con un grupo que trae un bebé a este mundo. Es la que evaluará lo que estamos por hacer y el camino que recién iniciamos después del 30 de mayo.

Written by Elaine Díaz

mayo 15, 2015 a 12:12 pm

Publicado en Sin categoría

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¿Qué tal te cayó David Jiménez?

    Mai

    mayo 15, 2015 at 1:10 pm

  2. Suertuda Elaine, no caben dudas experiencias pertenecen ya a parte de su vida Las que bien aprovechadas seran de povecho. Suerte en la jungle.

    masabi

    mayo 15, 2015 at 6:22 pm

  3. Erlaine soy de esos lectores que corporiza en la mente todo lo que lee. Te imaginé enseguida rodeada de todas esas almas interesantes y brillantes eres afortunada. He hecho ya dos carreras en mi vida, medicina en Cuba y enfermería aquí. Como tu guardo los más gratos recuerdos de mis compañeros de clases y trasnochos bohemios…Te deseo un futuro lleno de bendiciones 💙💚💛

    Tita

    agosto 5, 2015 at 7:36 am


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: