I quit

Las mejores promesas son las que dichas ardientemente se violan luego con gran dolor bajo la sombra de todos los remordimientos.
Roque Dalton

La 462 sale triunfal del paradero. Son apenas las 8 y 15 de la noche y el desfile de personas de regreso a casa después de un día en la playa se hace interminable. Cuatro policías custodian el ómnibus y un muchacho comienza a cantar. “Aceiteeeee… aguaaa… yo soy una guagua… Cuidado!”. Los hombres de azul lo mandan a callar dando cumplimiento a uno de los artículos de alguna ley acuñada en algún libro. Los otrora cantantes ahora hacen silencio.

Algunos asientos delante otros jóvenes se aventuran a tocar una auténtica rumba con las paredes y las ventanas de la guagua como instrumentos musicales. Nuevamente se impone la ley. “Pero si no estamos cantando, estamos “tocando”, que es diferente”. Todos sonríen, menos los hombres de azul. La rumba termina.

“¿Cuánto ustedes tuvieron que estudiar para ser policías?”, pregunta alguien en un nunca juicioso desafío. No hay respuestas, pero todos sonríen nuevamente. Las voces se juntan y vuelven a corear alguna canción del boricua Marc Anthony. El policía no alcanza a ver las caras de quienes entonan con gracia inigualable la canción. “¿Y a ellos no les vas a decir nada porque están cantando cosas románticas?” El muchacho de azul se levanta molesto y grita: “Oye, guanajón, te dije que te callaras ya”.

El juego de poder se mantiene durante todo el viaje. Las voces van y vienen. Desfilan autores, ritmos, sonidos y olores en la 462 después de las 8 y 30 de la noche.

A pocos kilómetros de allí, nueve jóvenes se reúnen para leer poemas de amor. Algunos están jodidos y radiantes; otros son pobres, pero muy muy muy felices. Confluyen en la sala de una casa en Guanabacoa Loynaz, Borges, Dalton, Guillén, Lezama, Villena, Carilda y los poetas suicidas cubanos. A cada poema le sigue un silencio cómplice.

Recuerdan cuando en el año 2001 el más inusual administrador de redes del mundo creó una lista de correos en la CUJAE con el nombre “poemas” y cómo se convirtió pronto en espacio para delatar (u ocultar) sentimientos. “Ya murió”, confiesa alguien con cierta nostalgia. “Es que los estudiantes de ahora no son como nosotros”.

La noche se convierte en madrugada y el kikirikiar de un gallo a destiempo recuerda que es momento de regresar al mundo real. Detrás queda una noche de corazones estrujados. De vuelta a casa, en la 462 (ahora en silencio y sin policías) escribo en una servilleta mi primer poema donde prometo solemnemente matar de un tajo -sin remordimientos y con despreocupada cursilería- 144 horas de infinito amor.

Anuncios

26 Comments

  1. I quote:

    somewhere i have never travelled, gladly beyond
    any experience, your eyes have their silence:
    in your most frail gesture are things which enclose me,
    or which i cannot touch because they are too near.

    (i do not know what it is about you that closes and opens;
    only something in me understands
    the voice of your eyes is deeper than all roses)
    nobody, not even the rain, has such small hands.

  2. Ely:
    Que no se diga que le ogistes miedo al polisonte., mas bien que se cuide el de tu boca, me gusto mucho el escrito, y si escribe el porma porfa;
    Luis,

  3. I quote (yet never quite quit):

    Stranger,
    if you passing meet me and desire to speak to me,
    why should you not speak to me?
    And why should I not speak to you?

    Walt Whitman (WW, not www)

  4. Los contrastes son interminables en nuestro entorno y no es raro encontrar precisamente en una apretada y calurosa guagua alguna persona, incluso joven, leyendo poemas entre tanta algarabía, y si tiene bastante baja la percepción del ridículo (cómo es mi caso) puede escribir en alguna hoja suelta las imágenes que de imprevisto le asaltan. Qué hermoso que jóvenes se reúnan a intercambiar versos, yo tengo la satisfacción de tener una minúscula cofradía con alguien muy especial que a ratos me sorprende con un buen poema en la bandeja de entrada. Mientras queden razones para estrofar, no creo que renunciar sea una opción.

  5. Tú serías de los míos, o yo sería de los tuyos, o ambos seríamos de los nuestros, junto a un puño de almas nobles que conseguí en La Habana polarizada y polémica, y a veces también poética. Sigo pensando en la posibilidad de que esas ilusiones y ese espíritu fuerte y con dudas que tienen todos, se junten, y logren configurar una nueva lectura de la sociedad que les toca mejorar.

    Mientras, te sigo leyendo a la distancia. Un abrazo orgulloso, Elaine.

  6. Qué falta de tacto de la llamada PNR. “Oye ganajón, te dije que te callaras ya”, esa es la policia que representa al pueblo?, o es la policia que recrimina al pueblo?.

  7. Que contrate un buen poema con la actitud arrogante de una policia que no respeta a nadie, ni nadie la respeta…..pero…que tiempo de school necesita un policia para graduarse como tal ?

  8. Elaine..para ti

    ” If a task is once begun,
    never leave it…’till is done;
    be the labor great or small,
    do it well..or not at all”

    1. Hola a todos,
      No entiendo nada. No me he dado por vencida con el blog, ni dejaré de escribir, ni nada por el estilo… El I quit se refería a este post; pero viendo el número de correos creo que se ha entendido mal. He estado alejada del blog porque el trabajo me absorbe tanto que apenas tengo tiempo para descansar; pero aún no terminan los temas, ni las ganas de decir…
      Saludos a todos y gracias por estar el tanto,
      E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s