La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Inmunidad educacional IV

with 27 comments

“Cuando entraron a la oficina ya no estaba… Tenía unas fotos en el buró, de familiares, no recuerdo ahora. El caso es que lo recogió todo y se fue. Pusieron a otro director. No sé muy bien qué pasó. Solo te puedo contar lo que dicen en los pasillos”. Para Amanda la pesadilla de 5 semanas estaba a punto de terminar. La salida del director del preuniversitario Gilberto Arocha suponía el retorno a la normalidad. Los profesores dejarían de hablar del tema, se acabarían los matutinos donde Ernesto pedía ayuda una y otra vez, los carteles en los pasillos, la recogida de firmas… Comenzaría la etapa más difícil de su vida: estudiar para tratar de acceder a la Universidad.

Mientras la adolescente cuyo nombre hemos mantenido en secreto durante esta serie descansaba en su albergue, el fantasma de varios artículos publicados en Internet pendía sobre la sien de otra estudiante. El pseudónimo utilizado giraba la dirección de las sospechas hacia alguien cuyo único pecado hasta el momento era su nombre: Amanda.

La verdadera Amanda

“Fue Amanda. Estoy segura, muchacha. Mira, el día de los carteles ella fue la única de su grupo que no quiso firmar y escribir”, comentaban los profesores a la luz del día en cualquier pasillo. “Chivatona, chivatona, chivatona…”, gritaban los estudiantes desde el tercer piso. El viernes 2 de abril Amanda llamó a sus padres para que la recogieran en la que hasta entonces había sido su escuela. Nadie trató de contener la ira de un grupo de alumnos iracundos por el término de su pase los viernes. Nadie expulsó a los profesores que, abusando de su poder, afirmaban: “ella se salva que tiene buenas notas, porque si no… suspendía”. A pesar de las numerosas inspecciones semanales, nadie previó que esto podría ocurrir.

El viernes 2 de abril Amanda regresaba a casa con su padre sin otra culpa que la de su nombre. Ajena a cuanto sucedía en la red, la estudiante había sido víctima de una cacería de brujas. ¿Quién fue el que habló? Esta parecía ser la única pregunta de estudiantes, profesores y del ahora ex director. Hacía algunos días, Ernesto Peña Díaz había afirmado en el matutino que sabía de los artículos en Internet. Y recibió carcajadas como respuesta de sus estudiantes. Aún cuando estaba diciendo la verdad los alumnos no creían que “la cosa fuera para tanto” y calificaron a su director de “paquetero y mentiroso”.

Ernesto prometió imprimir los dos primeros artículos y enseñarlos. Alegó que  conocía el nombre de la alumna que había sido utilizado en los mismos, pero que no descartaba que se tratara de un pseudónimo. Aún cuando se declaraba el anonimato de los alumnos y los padres entrevistados en cada una de las entregas de esta serie, la sed de culpables no terminó hasta sentenciar a Amanda, afirmando incluso que su apellido (desconocido por la autora tanto como su nombre) aparecía en Internet.

Ausencia

“Dicen que antes de irse, él (Ernesto) y Magdalena (la hermana del director, profesora y subdirectora de la escuela) llamaron a Amanda a la dirección para preguntarle si había sido ella”, cuenta la alumna anónima. “Usted me cae mal, pero no fui yo quien habló”, fue la respuesta de Amanda según los rumores de otros estudiantes. Quizás esta fue la última vez que el hasta entonces director de la escuela se reuniría en esa oficina con un alumno. “No sabemos qué pasó con él. Parece que lo botaron…”

Ernesto Peña Díaz ya no camina impunemente por los pasillos de Gilberto Arocha. Algunos aseguran que nunca le pudieron probar la salida de las guaguas de 30 pesos y que la expulsión se debió al sobrante de comida en el comedor. En Guanabo, una estudiante de la Universidad, lectora habitual de esta serie, le preguntó a una madre sobre la veracidad del tema. “Mija sí, claro que salían guaguas. A veces ni yo tenía el dinero, pero bueno… Mi hija llega todos los fines de semana asustada y me dice que si me preguntan diga que yo no sé nada. Tú sabes cómo es eso…”

Al buzón de correo electrónico cada día llegan nuevos testimonios. Esta vez de una periodista madre de dos alumnas que se graduaron el año pasado del mismo preuniversitario y cuyo salario tampoco alcanzaba para costear el lujo del pase el viernes. “A veces, a una de las muchachitas el novio le pagaba la guagua, pero esa semana la otra tenía que quedarse en la escuela hasta el sábado”.

Las historias de ocho años de corrupción están en la memoria de padres, alumnos y profesores de Gilberto Arocha. Las inspecciones a tiempo, el control estricto sobre los recursos humanos y materiales de las escuelas, la implantación de una disciplina acorde con la importancia del sector y la vuelta a los valores éticos y profesionales de la educación se hacen imprescindibles para evitar estos sucesos.

La expulsión, aunque es una medida administrativa justa, no solucionará los casos de corrupción existentes en la educación cubana. Urge revisar “la causa de las cosas”, permanecer allí donde se forman nuestros niños y jóvenes; atender las inquietudes docentes, metodológicas, humanas y salariales de los maestros; estudiar y comprender las complejidades de la sociedad donde se están formando los actuales estudiantes y sus patrones culturales, económicos, políticos; fortalecer la institucionalidad, la cohesión con el resto de las estructuras nacionales y, al mismo tiempo, la autonomía del Ministerio de Educación y sus representaciones provinciales y municipales.

Pero, sobre todo, urge partir de la aceptación: la aceptación de que no todo está bien. Ocultar, silenciar, disimular con medidas administrativas casos como estos sólo contribuye a desviar hacia la esquina del rumor las realidades de nuestra sociedad.

Written by Elaine Díaz

abril 14, 2010 a 5:11 pm

Publicado en Crónicas

Tagged with , ,

27 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. oye, me pongo pa leer las primeras partes que no las habia leido!,
    saludos!🙂

    telegonz

    abril 14, 2010 at 5:52 pm

  2. Chapeaux por la serie Elaine.

    Julio Garcia

    abril 14, 2010 at 6:04 pm

  3. Muy triste y aleccionador esta serie de articulos de Elaine, lo que sucede en una escuela en el campo, que funciona como una micro – sociedad porque eso es lo que es un lugar donde conviven las personas, aprenden, juegan, hacen deportes, se enamoran y demás, no es más que un reflejo de la sociedad de afuera, de las carencias de afuera, de la corrupción de afuera y de las privaciones de afuera. Desgraciadamente ese “afuera” al que me refiero es la sociedad cubana, que bueno que quedan jóvenes que creen en un mundo mejor y denuncian y combaten lo mal echo, la corrupción y las lacras que intentan barrer la isla de un extremo a otro…

    @riel

    abril 14, 2010 at 6:43 pm

    • @riel: Muchas gracias por tu comentario… Estoy de acuerdo contigo en que quizás las escuelas al campo estén reproduciendo problemas del resto de la sociedad cubana. Y no solamente las escuelas al campo, sino muchísimos otros espacios. Como mismo hay gente y lugares que a pesar de todo tratan de hacer las cosas bien. No creo que la corrupción sea inherente a Cuba, pero sí reconozco que Cuba no se libra de eso.
      Gracias también HolaDavid por tu comentario. Comparto contigo la admiración por Pepe Alejandro.
      @Tony, gracias por tus palabras. Creo que coincido contigo. Cuando me acosté anoche solo decía: “Dios mío, esto se dice y no se cree, parece una telenovela”. El golpe de gracia fue cuando me enteré que había una Amanda de verdad en la escuela. La vida es irónica, muy irónica…
      Sldos a todos,
      E.

      Elaine Díaz

      abril 14, 2010 at 8:00 pm

  4. Excelente Elaine, jooo coño cuantos periodistas como tu hacen falta en nuestra prensa, pensé que solo existía Pepe Rodriguez de Juventud Rebelde con c…, pero tu tienes unos ovarios mas grande.
    Un abrazote

    carlos

    abril 14, 2010 at 7:28 pm

  5. Elaine, me lei toda la serie, como cuando era chiquito, y leia Alexander Dumas con sus Tres Mosquetereos, Veinte años después, El vizconde de Bragelonne, etc…lo triste es que tu historia es real, con personas que sufren y padecen el cancer de la corrupcion y no tiene un feliz final, te felicito por alzar tu voz contra lo mal hecho, y pedir revisar “la causa de las cosas”. Saludos

    Tony

    abril 14, 2010 at 7:42 pm

  6. Hola Elaine, sigo siempre tus poster, aunque poco comento. En está ocasión no puedo dejar de opinar sobre algo que verdaderamente me indignó.
    ¿Hasta cuando seguiremos silenciando, ocultando, tapando sucesos vergonsosos para nuestra sociedad?
    Nuestros dirigentes se empeña en aparentar una imagen de pulcritud y perfección que no existe. NINGUNA SOCIEDAD ES PERFECTA. Todas tienen logros pero también desasiertos y a veces graves. Nosotros damos pie a las campañas mediaticas por disimular en demasía. Es mejor que se enteren por nuestra propia boca, que esperar un “chu-chu-chú internacional” para dignarnos a reponder y aplacar comentarios molestos que son verdad pero también tienen mentiras.
    A lo que iba, recién me entero por fuente certificada que estuvo presente y participó en los sucesos del Hospital psiquiátrico de La Habana que en realidad los fallecidos fueron 36 y no 16 como se empeñó la prensa en disimular. Los pobres pacientes los bañaban con agua fría en esos días. Mi fuente certificada atestigua que cuando fue a asear a uno de los que sobrevivieron a la “helada”, que estaba bajo su cuidado durante su recuperación, el pobre enajenado gritaba: “Con agua fría no, con agua fría no”. Que tal?…sin comentarios.
    Continúa así, no dejes de mostrar el látigo cuando hace falta.

    Karlos

    abril 15, 2010 at 7:20 am

  7. Ayer tuve la dicha de felicitarte en persona por todo lo que ha estado pasando con respecto a este asunto…
    Pero igual pienso que tenemos que hacer mucho más para que las cosas sean como verdaderamente deben ser…

    PD: Gracias por, de alguna manera, dejarme ser parte de esta serie…

    rogertm

    abril 15, 2010 at 8:59 am

  8. estas historias ya tan cotidianas, nos afectan directa e indirectamente a todos, tedra solucion el problema algun dia????, botar directores es la solucion????, son chivatos aquellos que dicen la verdad??????

    mario

    abril 15, 2010 at 10:25 am

  9. Saludos, Elaine!! Muyyyyyyyyyyyyyy interesante tu serie “Inmunidad Educacional”. ¿Cuántas cosas como estas suceden y no hay valor para denunciarlas? Sobre la educación, hoy en nuestro país, “hay mucha tela por donde cortar”. Debemos denunciar, y entendiendo por ello, revelar los hechos desde una postura ética y constructiva. No se trata de criticar malignamente. Por ejemplo, cuánto y mal se habla de los maestros emergentes en las secundarias básicas!!!! Las anécdotas son para hacer librosssssssss y librossssssssssss. ¿Por qué no tratamos de entender el “problema” para encontrarle la solución?
    Ojalá que espacios como este se multipliquen en la blogosfera cubana. Así no quedará espacio para que algunos, de ciertas “yeneraciones “, se atrevan a criticar “espontánemente ” lo nuestro, que “no es perfect(o), más se acerca a lo que yo… simplemente soñé”

    Lucia

    abril 15, 2010 at 3:48 pm

  10. Elaine, gracias por acercarnos a la inconclusa conclusión de tu saga, ya la esperábamos impacientes. Pero ahora la historia, me parece a mí, gira en otra dirección: la complicidad de las víctimas con sus victimarios, esa especie de Síndrome de Estocolmo que se vive ahora en la escuela de la historia.
    No digo que los estudiantes realmente simpaticen con el director, pero ahora estigmatizan a la persona que puso fin a la feliz historia de un acto de corrupción que a todos convenía en mayor o menor medida.
    Cómo convencer desde “el espíritu” de lo incorrecto del beneficio irreal de la historia de las guaguas. Estoy segura que todos los estudiantes saben que eran partícipes de algo que estaba oscuro y olía a queso, pero que carajos a mí que me importa si me voy antes. Y cuando las cosas se encarrilaron llegó la ira, la rebeldía, el deseo de volver al comodo caos anterior es una situación que refleja lo que sucede en nuestro país, no me importa la situación allende los mares porque mi realidad es esta. Mientras el mal no me toque a mí o me beneficie me resbala lo que pasa. Es el individualismo campeando en una sociedad que aspira a formar un ser humano preocupado por su realización personal pero también por el respeto a los demás
    Quién repara el daño que le han hecho los profesores a los estudiantes en su formación moral, y los padres en su infinita bondad y deseo de protegerlos en casa? Mientras me beneficie todo está bien, después de mí el diluvio, quién borra esa filosofía, quién convence ahora de que es incorrecta como discurso y como práctica. Entonces la corrupción es un mal que no va a encontrar cura y que se adquiere a temprana edad, el fraude se legitima, porque si los otros pueden yo también: allá donde fueres has lo que vieres.
    No más muela ni más teque, pero aunque el profesor se haya marchado el mal ya está hecho.
    Para finalizar, el tema de la corrupción ocupa titulares en el ciberespacio nacional, invito a que lean el trabajo del Dr. Esteban Morales en el sitio de la Uneac.
    Bravo Elaine, felicitaciones.

    Kasta

    abril 15, 2010 at 6:16 pm

  11. Es triste como, por ejemplo con todo ese escandalo de corrupcion en Cuba ahora mismo, la prensa los periodistas no dicen nada, Elaine podrias hacer un articulo acerca de eso?

    Jesus

    abril 15, 2010 at 8:31 pm

  12. Magnifico blog.

    alejandro s.

    abril 17, 2010 at 11:38 am

  13. Oh, la causa.
    La causa es que no haya transporte abundante.
    La causa de eso es que no cualquiera puede comprar una guagua y ponerla a funcionar para el público.
    La causa de eso es que nadie puede importar.
    La causa es que no queremos ricos.
    ¡Coño! Pero total, nos queremos ir el viernes y pagamos lo que sea, a particular o al estado, corrupto o no….

    Falta dejar de controlarlo todo y simplemente: “dejar hacer”

    100 % Gusan@

    abril 19, 2010 at 6:02 pm

    • 100% Gusano
      Creo que no tienes en cuenta un pequeño detalle en tu comentario. La escuela tiene un horario y una disciplina. No esta, no un pree en el fin del mundo en Guines, sino cada escuela en el mundo… o al menos en el deber ser. Se contempló que en este caso los estudiantes tienen preparación para pruebas de ingreso el sábado en la mañana, como parte de sus clases habituales, que bastante falta les hace. Aunque se pudieran implementar guaguas particulares, aunque el director pudiera cobrar 30 pesos y todas las propuestas de tu comentario; nadie estaría autorizado a violar el horario y la disciplina escolar; por lo cual las guaguas (particulares o no) deberían seguir saliendo los sábados justo después del primero turno, que es lo que precisamente hace el Estado. Los alumnos nunca se han quedado sin salir de pase por falta de guaguas, ni se les ha violado su horario. En este caso, el director y el resto de los implicados violan una norma escolar que va en detrimento hasta de la educación de los estudiantes para beneficiarse o permitir que otros se beneficien económicamente.

      Elaine Díaz

      abril 20, 2010 at 4:59 pm

  14. Elaine, Muchas Felicidades!!… a tí y a Amanda… han logrado hacer justicia… ahora mismo solo pienso en los jóvenes del 26 de julio, que denunciaban en todas partes, en las radios cuando podían, en las paredes de los edificios, con carteles, con marchas… todo eso con peligro de su vida y la de sus compañeros… nada los detuvo, y por cada uno que moría cinco mas se sumaban. Los jóvenes de aquellos tiempos tenían un enemigo poderoso, en el poder y con un ejercito de cicarios en las calles que no dudaban al disparar.
    Nosotros (me sumo a tu posición de denuncia), no tenemos ese enemigo, tenemos como govierno a aquellos jóvenes del 26 de julio, y tenemos sus mismos ideales como bandera, a los corruptos los tenemos rodeados!… aunque no se publique en la prensa oficial, aunque no lo digan en la radio, aunque no lo digan en la TV, y mucho menos que no venga un periodista de prestigio a reconocer tu trabajo, y el de Amanda. Eso no importa, LOS TENEMOS RODEADOS!!, Somos los jóvenes de esta generación Y desde abajo, desde cada rincón de Cuba donde se hayan perdido los principios éticos, y tenemos a Fidel y a Raúl, desde arriba llamando a una revolución de valores inmediata, Elaine, no lo dudes, los tenemos rodeados!
    Solo falta que la prensa de Cuba, la que se lee en las calles se sume y comience a mostrar nombres y apellidos, para que esos nombres nunca mas sean directores en ninguna parte.
    Ánimo a la prensa nacional!
    Verguenza para la corruptos!
    y a Elaine, un Felicidades! bien grande por este trabajo exelente.

    Rami

    abril 21, 2010 at 12:49 pm

  15. Muy buena la serie, valió la pena esperar el desenlace final.

    Frank Macías

    abril 21, 2010 at 6:57 pm

  16. Rami :
    está Ud seguro de la situación estratégica ?

    Felipe

    abril 22, 2010 at 6:21 am

  17. Rami:

    Lo triste de todo es cómo no te das cuenta de que los que armaron el tinglado son los mismos que gobiernan. ¿Qué los tienen rodeados? Dime sólo esto: ¿Se atreve alguien a pedir cuentas acerca de la procedencia de los dólares con que el hijito de tu máximo líder compró haciendas en la frontera argentino-chilena? ¿Quién y por qué se le autorizó a hacer esto?. ¿Lo pagó con su sueldo o con dinero de quién?. Esto lo sabe toda América Latina, por no decirte que más de medio mundo y se publicó en todos lados. Tu gobierno no lo ha desmentido a través de ninguna vía.¿ Se ha publicado en Cuba o se ha hecho referencia en algun medio radial o de televisión? Cuando seas capaz de darme una respuesta con datos fiables, quizás te admita que empezaron a rodear a los verdaderos culpables.

    jorge alejandro

    mayo 19, 2010 at 9:28 pm

  18. La primer causa de todo este sistema no es mas que la existencia de la escuela lejos del hogar de los estudiantes.
    Muy bien por Elaine al descubrir todo este emarannado asunto, pero como decia en un articulo se acabo el pase y lo que deseaban todos (irse los viernes) se acabo con eso.
    Por que alejar a muchachos de 15-17 annos de sus hogares en el periodo de la adolescencia mas complicado? Por que el gobierno abusa del poder para alejar a la familia? Por que o te vas para el pre o no puedes pelear por una carrera a la universidad?
    Todos los que hemos pasado por el pre conocemos desde lo lindo del primer amor, hasta lo feo del chantaje de profesores y abusos entre los mismos estudiantes, las situaciones precarias con el agua y la comida.
    En mi criterio personal estos preuniversitarios en el campo lejos de estimular el gusto por el trabajo, son una depauperacion de muchos valores de la familia cubana.
    No hay sustitutos para los padres, cuando pasa esto, se dan todas las oportunidades como la de este director que hace complices a cientos de alumnos y que encima terminan pensando que el director esta en lo correcto

    Roberto Paulo

    junio 7, 2010 at 3:39 pm

  19. […] Junio 24, 2010 · Dejar un comentario El preuniversitario Gilberto Arocha estrena nuevas tarifas de verano (después de esto, esto, esto y esto). […]

  20. @Roberto Paulo
    “La primer causa de todo este sistema no es mas que la existencia de la escuela lejos del hogar de los estudiantes”.

    En realidad no me parece tan asi. En todo el mundo existen escuelas de becados lejos de la casa, unas veces mas cerca, y otras menos. Pero los responsables de educar a los jovenes tienen muy claros sus deberes y atribuciones… Y una junta de padres que los siguen de cerca y les piden cuentas.

    Con respetos…

    abelitin

    junio 26, 2010 at 11:34 pm

  21. (Atcn: MODERADOR, favor borrar mi primer comentario que salio incompleto por error, y de paso, esta aclaracion).

    @Elaine
    “Urge revisar (…) la autonomía del Ministerio de Educación y sus representaciones provinciales y municipales”.

    Creo que todo lo que te planteas tiene cierta logica, pero no me parece que tenga ejecucion practica. Cuando has visto que en Cuba alguna (cualquier) institucion publica tenga autonomia? Cuando has visto ministerio, policia, tribunal, o sencillamente, una empresa local con algun nivel minimo de autonomia o siquiera de “neutralidad” con respecto al gobierno? Nunca. Y asi seguira siendo mientras no cambiemos la sociedad (para bien), aunque al paso que vamos… ni siquiera mis nietos (y que conste que todavia no tengo hijos).

    Desde mi punto de vista, lo mas preocupante no es la historia de corrupcion, ni el danho que se le infligio a una gran cantidad de jovenes en formacion, sino el hecho de que haya estado sucediendo durante tanto tiempo. Como rayos pudo pasar algo asi, a la vista de todos, sin que se hubiera “destapado” antes? Como pudo subsistir una situacion asi durante ocho largos anhos, y que de no haber sido porque alguien (en este caso, tu) se “puso los pantalones” y lo saco a la luz publica, a lo mejor hubiera seguido dandose ocho anhos mas? Y si tu nunca te hubieras enterado, o lo hubieras asumido como algo “normal”?

    No menos escalofriante es pensar en lo que de seguro debe haberle pasado al directorcillo… Ira a la carcel, o a una comoda oficina, o peor aun, a dirigir otra escuela en otro lugar?

    Lastima lo de la verdadera Amanda. La pobre, no debe haberla pasado muy bien (por ahi podemos sacar el grado de incompetencia de los personajes involucrados, que la emprendieron con la infeliz tocaya, cuando en tus escritos aclaras que es un pseudonimo (a menos que hubieras seguido la filosofia de un ilustre profesor en mi preuniversitario, que decia que “no habia nada mas logico que ir en contra de la logica”)

    Por lo demas, duele mucho ver en que ha degenerado nuestra sociedad (en general), y como muchos hemos perdido ya las esperanzas.
    Me voy a atrever a abusar de tu generosidad para comentarte una experiencia personal (primera vez que “sale” a la luz publica, fuera de mi circulo de amistades cercanas)…

    Yo siempre era de los que decia que la solucion para nosotros los cubanos no era irse, que asi no componiamos nada. Y mas de un problema me busque en las escuelas y los centros de trabajo por los que pase por tratar de luchar contra lo mal hecho. Infinidad de calificativos, desde los de problematico, hasta los omnipresente “problemas politico-ideologicos”. Pero nunca me importo porque siempre tenia la conviccion de que estaba luchando por mejorar la sociedad (“mi” sociedad), para el bien mio, de mis seres queridos y de todos los cubanos. Y tambien acepte innumerables criticas de quienes me vieron salir del pais dos veces (con posibilidad real de quedarme *legalmente* en el otro pais), y regresar, porque consideraba que mi deber estaba alli, como dije antes.

    Pero la bestia fue mas fuerte que yo, lo reconozco. Todo se desvanecio hace pocos meses cuando, luego de tres dias de operado de la vista, iba caminando por el malecon habanero con tres amistades (luego de salir de una funcion humoristica de teatro), de regreso a la parada para coger la guagua, cuando, sin ton ni son, una patrulla nos paro, pidio identificacion, y a los dos que no eramos de La Habana, nos metieron en la patrulla, nos llevaron para una estacion de policia, y una vez alli, luego de mas de dos horas de tenernos encerrados en un calabozo (a pesar de mi insistencia (infructuosa) en querer hablar con el oficial que estaba al frente de la Unidad) llegaron al colmo de querer hacernos firmar un “acta de advertencia” por estar ilegales en La Habana. Acta que nosotros, por supuesto, no firmamos pero igual ellos la procesaron.

    Pero que me hubiera sucedido eso no me molesta tanto como me indigna el hecho de que me hubiera pasado los 4 dias siguientes antes de regresar para mi provincia de institucion en institucion, de organismo en organismo (a saber, Patrulla Provincial, Unidad de Zapata y C adonde nos habian llevado la noche en cuestion, Fiscalia General de la Republica, Fiscalia Militar, Atencion a la Ciudadania del MININT), y en todos estos lugares, en TODOS, quienes nos atendian nos repetian que lo que habian hecho con nosotros estaba justificado y era “lo que estaba orientado por el General Pascual y, por tanto, plenamente legal. Todo esto a pesar de que les manifeste expresamente que una accion asi violaba mas de 4 derechos constitucionales expresamente recogidos.

    Por lo que me rendi, agarre mis cosas y sali una vez mas para ese pais en el que habia estado dos veces, con un clima, una cultura, y una historia completamente distintos a los de mi pais, pero donde por lo menos podia caminar por las calles sin temor a que me metieran preso sin haber hecho nada (y en el hipotetico caso de que sucediera algo remotamente parecido, de seguro tendria el recurso de llevar a quienes habian ejecutado semejante atropello a los tribunales (recuerdas la palabra “autonomo” que mencionabas anteriormente?).

    Con esto no quiero irme off-topic, ni tomar tu blog como punta de lanza para canalizar mis insatisfacciones con la sociedad o el gobierno cubanos. Solo intento darte una opinion de quien era tan luchador por lo bien hecho que una vez sonho con ser periodista… hasta que fue desalentado por su propio padre (comunista hasta los tuetanos, y por ende ciego a los errores nuestros, pero con la luz ese dia de hacerme ver que no valia la pena dedicarme a ser solo la voz de las ideas de otros -cuando aquello, no habia Internet).

    Recive un afectuoso saludo, y mis respetos y admiracion por tu trabajo, que se que no es facil.

    abelitin

    junio 27, 2010 at 12:04 am

  22. Ruego me disculpen por:
    – la falta de acentos y eñes,
    – un dedo mal metido que hizo salir “recibe” con “v” en la ultima oracion.

    abelitin

    junio 27, 2010 at 12:12 am

  23. […] la culpa del chivatazo recayó en otra persona. Ernesto no buscó apellidos. Él, tan básico, se leyó la serie y descargó todas sus amenazas en la única niña de la escuela que se llamaba de igual […]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: