No tenemos jimaguas

Por: Elaine Díaz Rodríguez

 

2:30 p.m.

Me acabo de encontrar con unos amigos. ¿Por qué no vamos a Coppelia? La longitud de la cola nos permitirá pasar al menos una hora juntos, conversar, compartir experiencias, y… comer helado.

 

2:45 p.m.

Tal como habíamos pronosticado, podremos conversar muchísimo. La cola para la torre se extiende por toda la cuadra, se enrosca en la esquina y amenaza seriamente con empatarse con los primeros aspirantes de la siguiente entrada al Coppelia.

 

3:50 p.m.

Los temas de conversación comienzan a escasear. Incluso la gente de la cual hablar mal, entretenimiento oficial cuando hay más de dos cubanos ubicados en cualquier lugar durante más de treinta minutos. Los chistes no dan risa y el sol quema un poco más. Ya no queremos comer helado. Solo rezamos porque la cola camine a ver si alcanzamos la sombrita del árbol cercano a la entrada.

 

4:30 p.m.

Logramos estar bajo el árbol de la sombra. Y entramos. Y nos sentamos. Y tengo sed pero no hay agua, así que nos tomamos la atribución de coger un vaso cercano. Y a los 15 minutos, nos vienen a tomar el pedido.

“Quiero un jimagua” –digo

“Lo siento, no tenemos jimaguas. Solo ensaladas”

“Pero, ¿los jimaguas no se diferencias de la ensalada en que tienen tres bolas menos? ¿Cuál es el problema entonces?”

“Hay una sola cajera, y para que trabaje más rápido, solo podemos despachar ensaladas. La caja está rota, tiene que escribir en un papel, y por eso solo tenemos esta oferta. ¿Entiendes?”

“Nope. No entiendo pero…”

“Claro, no puedes entender. Tú no sabes nada de gastronomía, ni de economía, ni de contabilidad…”

“Una ensalada mixta, por favor”

 

Esto, con una bola de más vendrá a ser una ensalada; y con dos menos será un jimagua. En ambos casos, la cereza sobra…
Esto, con una bola de más vendría a ser una ensalada; y con dos menos sería un jimagua. En ambos casos, la cereza sobra…
5:00 p.m.

Después de comer nuestras respectivas ensaladas mixtas salimos del Coppelia. Pero, aún estupefacta ante la sapiencia de mi interlocutora anterior, quise preguntarle a otra muchacha que despachaba helado.

“¿Ustedes sirven jimaguas?”

Levantó la vista, frunció el entrecejo, comprobó que quien le hablaba no era de otro país, o planeta y respondió:

“Claro, eso lo sirven en todos los lugares”

 

5:10 p.m.

Estoy escribiendo estas líneas y aún no entiendo nada de contabilidad, ni de economía, ni de gastronomía, ni de cómo sirven los jimaguas en el Coppelia.

Anuncios

19 Comments

  1. Yo hace años que no voy a Coppelia, pero seguro que también le sobra a las bolitas el caramelito que tiene encima jaja.

    saludos y suerte

    PD: Recuerda que la mejor temporada para ir a Coppelia es en invierno 😉

  2. Despues de una decada, todavia no entiendo como los cubanos pueden hacer mas de 1 hora de cola para comerse un triste helado. Pero que estan haciendo ustedes ?? realmente no entiendo todo ese tiempo perdido !
    David, un europeo no totalmente aplatanado.

  3. oye perdida!!! te extrannaba… a la polemica digital tambien, me encantó esta entrada, algo parecido me pasó hace poco ahí mismo, en el coppelia, igualmente relacionado con el maltrato… parece crónico a veces… e irremediable, nos vemos…

  4. @David, en Cuba hacer una cola en coppelia es ya tradición, está en nuestras raíces, es acervo popular, jajaja, si alguien viene a Cuba, especialmente a La Habana y no hace la cola de Coppelia, se ha perdido la mitad del viaje 😉

    saludos y suerte

  5. Elaine:

    Felicidades por la tesis, porque supongo que hayas cogido 5… hace rato que no entraba aquí porque sabía que estabas en tesis y seguro no tenías tiempo de escribir nada…
    no pierdas el contacto…. y escribe cuando quieras y puedas….
    saludos…
    es posible que vaya de nuevo al instituto en noviembre…

    ahora si, chao…

  6. realmente me divertí mucho con lo que escribiste y me enorgullecen algunos de los comentarios. felicidades un beso que la facultad te espera

  7. Bueno yo no voy a decir q me gusta hacer colas ni estar para da debajo del sol. Pero la verdad como extranno esas tardes en q saliamos de la facu y nos ibamos a tomar el helado. Un piquete grande q para sentarnos uniamos als mesas. Oye ese calor humano q hay en Cuba olvidate q no lo hay en ninguna parte.
    Maltratos y cosas ilogicas hay donde quiera, me imagino q solo quieren vender ensaladas para hacerte gastar mas dinero, no se. La verdad no le encuentro la logica. Saludos Elaine

  8. Elaine!!!

    Al fin puedo dar contigo (o al menos eso creo) de nuevo…. la verdad es que me tienes olvidado… pero no importa… yo sigo aquí.

    Muy buena tu crónica “coppeliana”…aunque te faltó poner la “gran variedad de sabores” (nótese la ironía) que componían la ensalada mixta…

    Bueno, es todo. Por favor trata de contactar conmigo. En Septiembre hay evento Tolkien de nuevo y me gustaría que fueras… éste va estar mejor que el del año pasado

    Besos y muchos te quieros
    Gonzalo-Elendil (el de Estronia)

  9. @David: El Coppelia no es solo la cola para comerse un helado. El Coppelia es más que eso, representa la posibilidad de compartir con amistades, de conversar, de intercambiar criterios. Ya casi nadie va por el helado en sí, sino porque se ha constituido en el paseo per se. Un amigo mío decía que venir a la Habana y no pasar por “La Catedral del Helado” es casi un sacrilegio…

  10. ¿Qué tal si hablamos aquí sobre el servicio en general? ¿Se animan a trascender la crónica del Coppelia y contar sus experiencias?
    @lolitovc cuenta la tuya de hace poco…
    @Gonzalo Moran: Qué tal si hablas de la poca variedad en los sabores???
    @Gisselle: Por qué no cuentas, desde tu perspectiva eso del calor humano que tanto extrañas???
    @Luis Carlos: Qué tal si nos hablas de tus experiencias en venezuela??

    Los espero acá,
    Saludos
    Elaine

  11. A pesar de q aqui en Miami te encuentras un cubano en cada esquina, la amistad e incluso las relaciones con la famila se viven diferente. Te encuentras con montones de gente del pre, del barrio, intercambias numeros de telefono pero todo queda ahi. Se vive la vida muy agitada, entre el trabajo, la escuela, las responsabilidades de la casa y los billes; y se pierde la cercania con la gente. Esa es mi experiencia.

  12. POR CASUALIDAD LEVANTASTE LAS BOLAS Y TE FIJASTE SI ESTABAN COMPLETAS? ES QUE LA ULTIMA VES LAS MIAS PARECIAN EL COLISEO DE LA CIUDAD DEPORTIVA… HUECAS… SIN CONTAR QUE HICE LA MISMA PERRA COLA QUE TU PORQUE EL CARTEL AFUERA DECIA HELADO DE CHOCOLATE, RISADO, FRESA Y CUANDO ME SENTE SOLO HABIA TUTTIFRUTTY,,,, ES UNA FALTA DE RESPETO COPPELLIA… CUANDO LE VAN A PARTIS LAS PATAS A MALANGA AHI???????

  13. Coppelia es mistica, no tiene nada que ver con el helado, el complejo Coppelia -> Yara -> Malecon es parte de la magia de la Habana (y de lo mas barato tambien).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s