La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Posts Tagged ‘cuba

Tirarse

with 5 comments

Son las once y media de la noche y ellos no van a dejar que me duerma. Aunque me importe poco si terminan finalmente tirándose o no. Lo de ellos es jugar dominó y pararse frente al cartel de Industriales campeón de la esquina a hablar siempre de lo mismo. Dicen que para tirarse hay que saber nadar, porque, ya sabes, “si coges a Jorgito y lo metes en la playita de 26 o en una piscina se ahoga”. Pero al que grita más alto no le late aquello de una lancha, “ni aunque sea una cigarreta, lo mío es el avión, que es, compañeros, el medio de transporte más seguro”.

Ellos no se van a callar. Están dando una conferencia del emigrante desesperado para todo el CDR, aunque no haya sido formalmente establecido el horario. “Pero, caballero, hay que estar aquí… El que sabe nadar, sabe nadar”. Y alguien le grita que no joda, que el mar de noche es del carajo y que “uno se muere así de fácil, ¿oíste?” Chasquea los dedos. Y luego pasan al cansancio. El cansancio de las brazadas. “Porque por muy cansado que tú estés, si ves el Yuma a una cuadra, empiezas a nadar que aquello no tiene nombre”.

Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

noviembre 27, 2013 at 11:21 am

Publicado en Comentario

Tagged with , ,

Lástima y enojo

with 41 comments

Para los conectados, el resto del mundo tiene Internet. O busca la manera de tenerlo. O, simplemente, no les interesa acceder a la red, con lo cual pueden dejar de preocuparse por ellos. Para los desconectados, como mi madre maestra, mi abuelo campesino, mi tía bibliotecaria, mis primos estudiantes de tecnológicos y preuniversitarios, Internet es un elemento prescindible en sus vidas. “Es como otra pantalla de televisión”, me decía mi madre cuando accedió por primera vez. “Tremendo aburrimiento”, confirmaba mi primo después de ver únicamente Facebook.

Para aquellos que están justo en el medio, entre el haber tenido y el no tener, la situación es más dramática. La comprensión absoluta de lo que desaprendes cada día teje una suerte de autocompasión dañina que se transforma en lástima y enojo. Lástima de ti misma, ante la imposibilidad de dominar el 90 por ciento de las herramientas gratuitas que hay en la red para hacer un mejor periodismo, o navegar diarios online de todo el mundo para detectar a tiempo las tendencias, los cambios. Lástima de tu acceso a jarabes de 300 MB mensuales donde la elección de una página u otra, de la descarga de un documento u otro es dramática, tormentosa, agobiante. Y enojo ante la pasividad, la ignorancia, la incomprensión y la lentitud de los cambios en torno a este tema, la falta de información sobre la ruta trazada, las inversiones por venir, la disminución de los injustísimos precios. Enojo ante la ausencia de una luz al final de este túnel infinito.

Hace varios días, en una conferencia sobre participación social e Internet en Cuba, alguien sugería atinadamente que la preparación de los sujetos y la formación de habilidades y competencias para un uso consciente y sustantivo de las TIC era más importante que los dispositivos y la red misma. Y yo coincidía. En un noventa y nueva por ciento. El uno por ciento de sospecha lo dejaba para el momento en que tienes a un profesional gratuitamente formado, profunda y absolutamente crítico, consciente y empoderado, desaprovechado ante el infranqueable muro que supone no tener acceso. Dejaba el uno por ciento de la sospecha, egoístamente, para mí.

Written by Elaine Díaz

noviembre 12, 2013 at 11:37 am

Publicado en Dudas

Tagged with ,

¿A dónde van los desconectados?

with 16 comments

Expectativas de un grupo de estudiantes de Periodismo Hipermedia

Expectativas de un grupo de estudiantes de Periodismo Hipermedia

Lily me enseñó que en la segunda clase de Periodismo Hipermedia uno les pide a los estudiantes una reacción. Un dibujo, una frase, tres párrafos, lo que sea. Como profesor, tienes que saber que están vivos, que están… a pesar de. En la primera clase mis alumnos llenaron la pizarra de papeles amarillos con sus demandas. Querían aprender a hacer redes sociales y a trabajar con CMS, querían dominar el periodismo dicen que del futuro y las herramientas, querían combinar la teoría y la práctica. En todos los papeles se repetía una palabra: aprender. Y yo no les creí, porque los alumnos no suelen decir que pasan de todo.

Pero cuando siguieron olvidando clamar por los cinco minutos y el fin de la clase, comencé a tomarlos en serio e hicimos un trato. Olvidaríamos la formalidad del programa y la asistencia y aprenderíamos a ser buenos periodistas, con una condición, durante la clase, la situación de Internet en Cuba nunca sería una justificación para no hacer. Les regalaría un lunes de catarsis y allí, durante las horas que fueran necesarias y con un cake y refrescos mediante hablaríamos de la desconexión por todas partes. Después de ese día, haríamos periodismo hipermedia “como si todos tuviéramos un BGAN”. La frase hubiera sido más dramática si ellos hubieran sabido qué demonios era un BGAN. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

septiembre 18, 2013 at 11:30 pm

Publicado en Ciencia y Tecnología, Crónicas

Tagged with ,

Mashup para Oscar López: “Dos puentes, un pozo y cuatro casas”

leave a comment »

Oscar López Rivera

Oscar López Rivera

Querida Karina. Después de la familia, lo que más echo de menos es el mar.

Querido Oscar, a veces, extraño más el mar que a mi familia. No siempre, en Rio, por ejemplo, uno ve el mar constantemente. Pero en Madrid no. En Madrid estuve 21 días sin ver el mar. Cuando llegamos a La Granja, un lugar hermosísimo cerca de Segovia, le decía a Antonio que detrás de esas montañas, unas montañas que se ven a lo lejos, estaba el mar. Y Antonio se reía y me entendía, porque él viene de Canarias y sabe de la sensación de asfixia que producen las ciudades sin mar. Y me dejaba creer que el mar estaba cerca, sin un “te acostumbrarás” de consuelo.

Ya han pasado 35 años desde la última vez que lo vi. Pero lo he pintado muchas veces, tanto la parte del Atlántico como la del Caribe, esa espuma sonriente en Cabo Rojo, que es de la luz mezclada con la sal. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

septiembre 14, 2013 at 4:36 pm

Amén

with 3 comments

“Órenle a Dios, al verdadero, pa que les dé la bendición. Órenle al verdadero Dios, pa que vean”. “Cállate, Carmita”. “Órenle, órenle”. “Oe, que te callessssssssssssssssssssssssss”. “No hable así que usté tiene familia, órenle a Dios, órenle”. “Manda pinga la vieja loca esta, cállate, Carmitaaaaaaaaa”. Party Rock is in the house tonight. “Cógelo, cógelo, cógelo”.

La gritería y los rezos se confunden con la música del agro. Cógelo, cógelo, cógelo se escucha ya a lo lejos. “Eso es una cadena”, pienso. Desde el portal confirmo mis sospechas. Una señora de mediana edad se aleja con la blusa rota. Llama desesperadamente desde su celular. Ni idea de a quién. La calle está repleta de curiosos que intentan detener al adolescente que ha robado la cadena y se ha perdido en el laberinto de pasillos del Sevillano. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

septiembre 9, 2013 at 10:42 am

Publicado en Viñetas

Tagged with , ,

¿La espontaneidad ha muerto?, Viva la espontaneidad

with 12 comments

Tres madres conversan en el parque del Sevillano. Una se queja porque ahora tiene que buscarle un “lazo amarillo al chiquito porque lo pidieron por la escuela”. La otra le responde que “no busque nada, que lo den ellos”. Desde la tele, la entusiasta Central de Trabajadores de Cuba (CTC) lanza un llamamiento para que en todos los centros de trabajo luzcan una cinta amarilla el día doce. En la mesa redonda, comienzan las llamadas de los presidentes de CDR más-revolucionarios-que-nadie contándole a René de sus “llamamientos”. Mientras, el profesor de cierta universidad se sorprende porque aún no han sido convocados a ninguna manifestación. “Pero dentro de poco bajarán la orden”, me dice escéptico.

En Facebook, mis amigos se cambian sus fotos de perfil. Buscan cintas amarillas de diferentes tonalidades y colores. El lazo de Maydelis parece de la misma tela que usábamos en nuestras motonetas de la escuela primaria. Nyliam tiene una discreta cinta mostaza en su vestido del lunes. Leticia lleva a su hija pequeña a la escuela con algo parecido y la foto que sube a Facebook es bellísima. La de Lily está en su mano, y linda que le queda. Todas estas cintas tienen algo en común: nacieron de la decisión individual de cada una de estas personas. Reacción por cuenta propia ante unas palabras sencillamente conmovedoras.

Nadie tiene el derecho de matar la espontaneidad. Nadie tiene el derecho de convertir la ilusión de René en una burda puesta en escena orientada “desde arriba”. Y nuestros medios de prensa tienen aún menos derecho a darle espacio a iniciativas de jefes y directivos que contradicen a todas luces la petición inicial. Menos esta vez, que quizás sea nuestra última oportunidad para sacudir la sensibilidad de este país cansado después de 15 años de campaña descafeinada, orientada y aburrida.

Written by Elaine Díaz

septiembre 6, 2013 at 9:58 am

Publicado en Política

Tagged with , ,

Nadie compartirá tu sudor

with 39 comments

_MG_1202

1.41. Ese es el precio que paga el Estado cubano por un litro de leche a los campesinos. Puedes recibir 2 pesos y 50 centavos si la leche que produces tiene la suerte de ser revisada por el complejo lácteo y obtener una buena calificación y cinco pesos si la comercializas “por fuera”. Pero es difícil obtener una buena calificación cuando despiertas a las cuatro de la mañana durante tantos años que ya ni recuerdas cuántos, cuando ordeñas tus vacas a las cinco, mientras todos duermen y cualquier sonido lastima el oído; cuando guardas la leche esperando la inspección de las ocho de la mañana y el sujeto encargado llega a las once.

Pero los que leen este blogs jamás han sentido la teta de una vaca entre sus manos, jamás han tenido que tomarla entre sus dedos y halar con fuerza y ternura al mismo tiempo; jamás han jugado de pequeños a apuntar hacia sus primas para que la leche salga disparada y les ensucie la ropa. La mayoría de ustedes, apenas recibe el litro de dudosa procedencia, lo abre y se bebe de un sorbo el vaso. Tampoco saben que si dejan la leche desde las cinco de la mañana hasta las once, saldrá una bacteria que dañará la calidad de la misma. Leer el resto de esta entrada »

Written by Elaine Díaz

agosto 28, 2013 at 7:29 pm

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores